Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Área de usuarios

Correo Electrónico o DNI
Contraseña
Regístrate Recordar contraseña

Rellena el formulario

Recibe ofertas especiales, promociones e información exclusiva de productos y noticias por correo electrónico.

Tu cesta

Tu cesta está vacía
Gastos de Envío
6,95€
TOT (IVA incluido)
6,95€
Tratamiento para la alopecia androgenetica

Nuestras tiendas

Moncloa - 91 550 14 12

Tienda Fernandez de los Rios
Fernandez de los Rios, 61 Madrid 28015

Ciudad Lineal - 91 367 91 96

Tienda José del Hierro
José del Hierro, 58 Madrid 28027

Horarios

Lunes a Viernes - 10:00 a 20:30 h.

Sábados - 10:00 a 14:00 h.

ABIERTOS AL MEDIODÍA

¡Ven a visitarnos!

Redes sociales

Problema - Solucíon

Últimas noticias

Ver todas las Noticias

Los hombres al cuidado de nuestra piel
Junio 2010


Los hombres estamos evolucionando socialmente y comenzamos a prestar atención a nuestro cuidado personal perdiendo así aquellos prejuicios y tabúes que nos perseguían sin saber del todo por qué. Nuestra piel es la estructura del cuerpo que está más expuesta, por lo que sufre múltiples y severos cambios con el paso del tiempo.

En la dermis o capa más profunda de la piel, se encuentran las glándulas sudoríparas y sebáceas encargadas, entre otras cosas, de mantener la hidratación de la piel. En la dermis también se produce el colágeno, la elastina y todo el material necesario para la elasticidad cutánea.

Como todos los órganos, la piel se ve afectada por el envejecimiento natural y por la influencia hormonal permanente a la que está sometida. Los cambios cutáneos se pueden resumir en, adelgazamiento progresivo de la dermis, pérdida de la elasticidad, pérdida de la humectación, pérdida de folículos pilosos y adelgazamiento del colchón de grasa de soporte.

A simple vista esto se observa como una piel muy delgada, en ocasiones casi transparente, con flacidez importante, reseca o de difícil hidratación, en ocasiones con la aparición de nuevos lunares y con arrugas de mayor o menor profundidad.

La porción superficial de la piel o epidermis, no escapa a las variaciones debidas al tiempo, cambios en la pigmentación, aparición de manchas oscuras o claras, pecas, lunares, venitas en forma de arañas, incluso la aparición de lesiones que pueden llegar a ser malignas, son algunos de los cambios ocasionados básicamente por la exposición prolongada a los rayos solares.

La piel masculina, es un 25% más gruesa que la de la mujer, posee más colágeno y grasa y está más protegida por algún tiempo, envejece de modo diferente y las arrugas suelen aparecer de manera profunda a los 45 ó 50 años.

Las agresiones continuas del afeitado diario y el uso de jabón para lavar la cara aceleran la deshidratación de la piel en el hombre, al dejarla expuesta y sin protección.
Para prevenir y tratar las arrugas se aconseja utilizar productos de higiene facial que tengan doble función: hidratar la piel y controlar la producción de sebo.

Existen muchos productos antiarrugas pensando en las características de la piel masculina, importantes marcas de cosméticos realizan investigaciones específicas en este campo e incluso ofrecen guías multimedia para que cada uno de nosotros podamos intentar hacer un diagnóstico de nuestra piel e intentar aplicar los cuidados que requiere.

Las alternativas incluyen rellenadores biológicos a base de retinol, vitamina C pura, antioxidantes a base de extractos vegetales, protectores anti-UVA, y una amplia variedad de otros principios presentados como cremas, geles, sprays… en fin, todo un mundo de potingues para el cuidado de la piel en el hombre.

Existen alternativas caseras que por supuesto también funcionan y resultan mas baratas al momento de ponerlas en práctica para combatir las arrugas, aquí les dejo un par de consejos extraídos del baúl de los abuelos.

Triturar una patata hervida, dejar enfriar y mezclar con una cucharada de glicerina y unas gotas de zumo de limón. Esta mezcla se debe aplicar en la piel de la cara una vez por semana, dejando actuar durante 20 minutos y aclarando después con agua fresca. En teoría sirve para hidratar y al mismo tiempo limpiar profundamente la piel.

Otra opción para pieles secas y con arrugas consiste en un preparado que lleva una cucharada de azúcar, otra de aceite de oliva y una pizca de canela en polvo. La mezcla se aplica uniformemente sobre el rostro masajeando en forma de rotación durante 3 minutos, luego se deja actuar 7 minutos en reposo y se enjuaga con abundante agua.

¡ Esperamos que estos consejos de Cuidado Personal te hayan sido de ayuda !.