Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Área de usuarios

Correo Electrónico o DNI
Contraseña
Regístrate Recordar contraseña

Rellena el formulario

Recibe ofertas especiales, promociones e información exclusiva de productos y noticias por correo electrónico.

Tu cesta

Tu cesta está vacía
Gastos de Envío
6,95€
TOT (IVA incluido)
6,95€
Tratamiento para la alopecia androgenetica

Nuestras tiendas

Moncloa - 91 550 14 12

Tienda Fernandez de los Rios
Fernandez de los Rios, 61 Madrid 28015

Ciudad Lineal - 91 367 91 96

Tienda José del Hierro
José del Hierro, 58 Madrid 28027

Horarios

Lunes a Viernes - 10:00 a 20:30 h.

Sábados - 10:00 a 14:00 h.

ABIERTOS AL MEDIODÍA

¡Ven a visitarnos!

Redes sociales

Problema - Solucíon

Últimas noticias

Ver todas las Noticias

Cómo retardar la eyaculación
Enero 2010


La eyaculación precoz es uno de los temas que más aflige a muchos de los hombres de nuestros tiempos.

La idea básica del Sexo Tántrico es mediante la práctica de ejercicios de autocontrol, respiración y relajación con el fin de retardar la eyaculación tanto como sea posible. Claro que esto es algo difícil de comprender con la mentalidad occidental que considera a la eyaculación como el punto máximo del placer. Pero si se logra controlar el ritmo personal se podrá comprobar que existen grados de placer superiores a los conocidos y que los orgasmos pueden ir alcanzado puntos cada vez más altos.

En las relaciones sexuales tradicionales, el hombre cumple diferentes etapas que tienen como fin último la liberación del semen y la plenitud del orgasmo, primero debe excitarse, luego llegará la erección, la penetración y por último la eyaculación. Una vez completado este proceso, el hombre se siente cansado porque ya ha liberado todas sus energías, ha perdido la erección y pasado el orgasmo, culmina el placer. El tantra sugiere extender todos y cada unos de los momentos de la unión sexual, para que ésta sea más profunda y placentera para ambos miembros de la pareja. Se propone dedicar largo rato a los besos y caricias previos a la penetración, para que la pareja pueda sentirse, olerse, escucharse y explorar cada zona del cuerpo sin apurar ninguna etapa.

Una vez completado el juego previo, lo ideal es que los amantes adopten la postura más cómoda para la penetración y practiquen todos los movimientos que su imaginación invente Y a medida que la excitación y el placer vayan in crescendo, comenzar a controlar la respiración y los músculos pelvianos de manera tal que no se produzca liberación de semen. La primera vez se alcanzará un determinado grado de placer, la segunda el nivel se elevará y así sucesivamente, la relación puede durar tres, cuatro horas o el tiempo que los cuerpos deseen, hasta alcanzar el éxtasis máximo. En este tiempo pueden sucederse varios orgasmos sin necesidad de eyaculación, solo hay que poner en practica los ejercicios de autocontrol y disponer la conciencia para el disfrute.

TÉCNICAS PARA RETARDAR LA EYACULACIÓN

Es fundamental entrenar los músculos pélvicos, para tener total dominio sobre esa zona. Un buen ejercicio consiste en controlar el flujo de orina, interrumpirlo y reanudarlo a voluntad es un ejercicio sencillo, que puede practicarse varias veces al día y fortalece toda la región púbica.
Contraer y dilatar la región anal también es una buena gimnasia para tener dominio y control so esa zona del cuerpo.

Antes de que se experimente la necesidad de eyacular, retirar levemente el pene de la vagina y aplicar una suave presión en el glande. Respirar profundamente y relajarse. Es normal que al principio se pierda total o parcialmente la erección, pero la práctica esto sucederá cada vez menos. Es importante que el hombre aprenda a reconocer sus tiempos internos y se adelante al reflejo eyaculatorio para poder así frenarlo, esta destreza se consigue con repetidos ejercicios y lleva tiempo, no puede alcanzarse de un día para otro.
Otro método que favorece la retención del semen es la presión de punto Hui Yin, ubicado en un lugar intermedio entre los testículos y el ano. Esto debe hacerse durante el período de excitación, antes de que aparezca el deseo de eyacular.

No se trata de reprimir sino de estimular aprovechando toda la energía desplegada durante el acto sexual para lograr que todo el cuerpo vibre, para no limitar el placer sólo a los órganos genitales sino extenderlo también a todas las zonas del organismo y hasta a la conciencia misma.

¡ Esperamos que estos consejos de Sexo te hayan sido de ayuda !.