Más ejercicio, mejor sexo

De acuerdo con últimas investigaciones, existen nuevas y placenteras razones para acudir al gimnasio o al menos para practicar una actividad física regular con ganas y entusiasmo, porque mantenerse en movimiento también nos vuelve más activos en la cama.

Uno de los primeros estudios destinados a evaluar específicamente la respuesta sexual masculina y femenina a la actividad física, ha revelado que la actividad física parece preparar el cuerpo del hombre y la mujer para la excitación sexual.

Al parecer, el ejercicio prepara a las personas, mujeres y hombres hacia una apetencia y respuesta sexuales, haciendo que su cuerpo reaccione más rápida e intensamente ante una situación de excitación sexual, como mirar una película erótica.

Otro estudio publicado en la revista americana “Archivos del Comportamiento Sexual”, comprobó que un grupo de hombres y mujeres inactivos mejoraron considerablemente su vida sexual, cuando comenzaron a hacer ejercicios aeróbicos durante una hora y de tres a cinco veces por semana.

Del estudio se desprende que las mujeres responden sexualmente de la misma forma en que lo hacen tradicionalmente los hombres, y de otras investigaciones se deduce que tanto unos como otros pueden hacer algo excitante, como el ejercicio, para “ponerse a tono”.

Aunque en exceso, el ejercicio puede producir el efecto contrario, como demuestran algunos estudios realizados sobre corredores de maratón, que constatan que aquellos que sobrepasan los 64 kilómetros semanales de carrera, ven reducidos sus niveles de testosterona, la hormona que controla el impulso del sexo, entre otras funciones.

El ejercicio también mejora la vida sexual de forma indirecta, al ayudar a que una persona adelgace, lo cual a su vez favorece la calidad de la vida amorosa al hacer que la gente se sienta más atractiva y saludable.  

De acuerdo con investigadores estadounidenses, una pérdida sustancial de peso puede significar grandes mejoras en la cama, ya que las personas obesas que adelgazan disfrutan de mejoras en su vida sexual.

En un estudio liderado por el doctor Martin Binks, de la Universidad de Duke en Durham, Estados Unidos, se examinaron los datos de la calidad de la vida sexual de un ensayo sobre pérdida de peso, en el que habían participado 200 mujeres y hombres, todos obesos.

Al principio del ensayo, todos los participantes indicaron que experimentaban dificultad significativa en todas las áreas de la calidad de su vida sexual, como sentirse sexualmente inatractivos, falta de deseo y disfrute sexual, mostrarse reacios a ser vistos desnudos, dificultad con el funcionamiento sexual o evitar los encuentros amorosos.

El ansia de comer dulces como chocolate o caramelos es común en personas propensas a tener estados de ánimo decaídos o depresivos, y buscan mejorar su abatimiento consumiendo alimentos que los estimulen. Sin embargo el sexo, al levantar tu ánimo de forma natural, te distrae de la comida.

Ten siempre presente que las fórmulas mágicas no funcionan, pueden inclusive ser perjudiciales para la salud y la clave está en mantener hábitos de vida saludables.

¡ Esperamos que estos consejos de Sexo te hayan sido de ayuda !.

Fecha de publicación: Sep / 2017